Publicado el Deja un comentario

Eres tú.

Eres tú.
Tus señales son confusas,
mi debilidad asombrosa,
al igual que el presente donde
no compartimos los tiempos,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *